viernes, 18 de enero de 2013

Centrales de reservas públicas (y II)


Hace unos meses, me hicieron una entrevista sobre mi opinión sobre las centrales de reservas públicas y prometí colgar la entrevista completa. Aquí está espero que os guste.

1) ¿Qué opinión le merecen los proyectos puestos en marcha en España en los últimos años por parte de las Comunidades Autónomas? ¿Cómo valora la participación del ámbito público en la puesta en marcha de centrales de reservas?
A grandes rasgos, la labor promocional de los organismos públicos en el ámbito turístico se fundamenta en tratar de conseguir un incremento de turistas para su región (además de, si fuera posible, minimizar el impacto de la estacionalización) y fomentar el incremento del gasto por turista.
Una de las grandes incógnitas que se producen en el ámbito de la promoción es la conversión que provocan los recursos destinados a ella. Por otro lado, no debemos olvidar que el 80% del producto turístico español está formado por pequeños empresarios que deben adentrarse en el mundo de la comercialización on-line para evitar quedarse fuera de juego y poder competir en condiciones más ventajosas.
Quizá ambas variables, y el innegable efecto contagio, hayan sido las causas que han generado la proliferación de plataformas de comercialización o centrales de reserva de ámbito público. Lo que no cabe duda, es que la finalidad de todas ellas siempre ha sido la misma: tratar de ayudar al sector turístico.


2) ¿Cree que han funcionado estos proyectos en relación con la inversión realizada? ¿Han contado con la implicación de los hoteleros?
Cada comunidad autónoma tiene características muy específicas, y estas están  asociadas al producto que comercializan, característica esta que conforma la grandeza del producto turístico nacional, pero que hace compleja la búsqueda del consenso; es difícil hacer que llueva a gusto de todos.
No dispongo de datos relativos a la relación de la inversión frente a las reservas realizadas. Pero en general, me atrevería a decir que el ratio no es satisfactorio.  Son proyectos tecnológicamente complicados que requieren de un periodo de maduración que, en la mayoría de los casos provoca problemas colaterales.

3) ¿Qué valoración puede hacer de la labor de Segittur en este aspecto concreto durante los últimos años? ¿Qué pasos se han dado y con qué resultados?
La llegada de la comercialización online provocó desesperación en el sector hotelero al ver que estos nuevos sistemas de comercialización funcionaban rápido y alejaban al propietario de la gestión de la rentabilidad. El concepto de la “pérdida del control del producto hotelero” se extendió y se habló mucho de ello.
Se buscó la cooperación público privada para generación de una entidad mixta que convirtiese a nuestro sector en el más competitivo del mundo. Se trató de que la tecnología y el producto viajasen de la mano, y con ello se buscaba recuperar ese control. Sin embargo, la creación de la entidad, y por ende, la irrupción del sector privado en la iniciativa no se llevó a cabo y Segittur puso el activo (un sistema de comercialización multiproducto) a disposición del sector.

4) Después de los cambios en el Gobierno y los posteriores cambios en la propia estructura de Segittur, ¿cuáles cree que serán las líneas que deberían seguirse en este aspecto? ¿Poner de acuerdo a todas las administraciones para acordar una tecnología común? ¿Elegir una plataforma concreta, abrir el código y utilizarla todas?
El sueño del entendimiento tecnológico entre las plataformas diferentes es algo compartido por todos los responsables de TI. Mi opinión a este respecto siempre ha sido generar una iniciativa abierta donde se puedan distribuir las líneas de desarrollo entre los participantes,  buscando la cooperación entre todos los agentes implicados.  Es el único modo en que podríamos trabajar en la búsqueda de la creación de un estándar de interoperabilidad turística que aumente la productividad de la industria y la rentabilidad de las inversiones de carácter público.

5) ¿Piensa que es posible competir desde el ámbito de las centrales de reserva públicas con los gigantes online que acaparan el mercado?
No, es imposible. Las grandes tecnológicas Google y Facebook han puesto sus ojos en el turismo y será imposible competir con ellas. Además no creo que las centrales de reserva públicas tengan interés en competir con nadie, su verdadero afán es ayudar al sector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario